Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Pueblos de Madrid

Villanueva de Perales


Villanueva de Perales, Plaza de la Constitución con el Ayuntamiento al fondo a la izquierda y vivienda de finales del XIX o principios del XX

Plaza de la Constitución con el Ayuntamiento al fondo a la izquierda y vivienda de finales del XIX o principios del XX.

El municipio de Villanueva de Perales, con una población de 1.486 habitantes1 y una extensión territorial de 31,20 km2, se encuentra situado al Oeste de la Comunidad Autónoma de Madrid, a unos 42 km de la capital. Limita al Norte con Quijorna, al Nordeste con Brunete, al Sudeste con Sevilla la Nueva, al Sur con Villamanta, al Sudoeste con Villamantilla y al Noroeste con Navalagamella. El origen de su nombre está relacionado con el hecho de que desde su fundación dependió jurisdiccionalmente de Perales de Milla, hoy un caserío situado dentro del término de Quijorna, y cuando en 1820 Villanueva se constituyó en municipio independiente, adoptó el sufijo “de Perales” como señal distintiva de su origen que, a la par, lo diferenciara de otros Villanuevas.

El término municipal presenta una superficie mayoritariamente llana en la que la diferencia entre sus cotas máxima (635 metros al Sudeste) y mínima (poco más de 500 metros al Noroeste) es de alrededor de 100 metros, estando situado el núcleo de población a una altitud de 595 metros. Villanueva se halla recorrida por diversos arroyos, de cauce muy variable según la época del año, afluentes del río Perales, el cual, tras entrar en el término municipal por su extremo noroccidental, sirve de límite con el vecino municipio de Navalagamella. También son de reseñar las aguas subterráneas, utilizadas tanto en la agricultura como en el consumo humano. La vegetación de Villanueva está formada mayoritariamente por encinares y cultivos de secano, siendo de destacar el bosque de ribera, formado chopos, sauces y olmos, que crece en las márgenes del río Perales.

Cabe señalar las dos importantes vías pecuarias, la Cañada Real Segoviana y la Cañada Real Leonesa, que cruzan su término, y cómo en éste existen las tres grandes fincas de la La Cepilla, Milla y Valdetablas, las cuales ocupan más del 50% del mismo.

La fundación de Villanueva de Perales se produjo en el siglo XV como resultado, quizás, de la construcción de varias chozas en el lugar que hicieron pastores trashumantes2. Desde entonces, esta población dependió del concejo de Perales de Milla, el cual, a su vez, dependía de la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia y administrativamente formaba parte del sexmo3 de Casarrubios. Esta comunidad segoviana, cuya importancia radicaba en su ganadería e industria textil, fue vital para la repoblación llevada a cabo en la zona desde el siglo XII. No obstante, los primeros documentos en los que aparece mencionado el lugar son anteriores a la propia fundación de la población, como sucede en el “Libro de la Montería” de Alfonso XI, escrito entre 1330 y 1350, y en los que se habla de los montes Valdecepiella (La Cepilla) y Val de Tablas (Valdetablas), un caserío situado a 3 km al Nordeste de Villanueva y en cuyas inmediaciones se han encontrado los restos de un despoblado tardomedieval. Además, algunos autores citan la existencia en Milla, al Noroeste del Villanueva, de un poblado de origen celta que continuó su existencia durante la época romana.

Villanueva de Perales, Campanario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Estas campanas del siglo XVII son lo único que se conserva de la antigua parroquia demolida a finales del siglo XX

Campanario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Estas campanas del siglo XVII son lo único que se conserva de la antigua parroquia demolida a finales del siglo XX. Siglo XX (años 70).

De los siglos XVI, XVII y XVIII, al formar parte Villanueva del concejo de Perales de Milla, son más los datos que hay sobre esta última población que sobre Villanueva en particular. En 1520, el concejo de Perales se subleva en favor del bando comunero4 durante la Guerra de las Comunidades (1520-1522), y al ser este derrotado, es castigado con la condena de 44 de sus vecinos y el pago de una importante indemnización de 1.600.000 maravedís5, al Conde de Chinchón por los daños que la tropas comuneras habían provocado en sus propiedades. La población crece lentamente desde principios hasta finales de siglo; así, según la Memoria de Título “Articulación jurisdiccional y dinámica socioeconómica de un espacio natural: La Cuenca del Alberche (siglos XII-XV)”, presentada por don Hugo Joaquín García Garcimartín, Perales de Milla tenía 82 vecinos pecheros6, aproximadamente unos 315 habitantes, en 1528. Esta población se ve incrementada para finales de siglo, en que, según las cifras aportadas por el Censo de la Corona de Castilla, de 1591, Perales de Milla, Villanueva de Perales y Casas de Valdetablas sumaban una población de 126 vecinos, repartidos en 121 pecheros, dos hidalgos8 y tres clérigos.

Del siglo XVIII, los primeros datos que aportamos proceden del Censo de Campoflorido9, de 1712, y en ellos se ve cómo la población de Perales de Milla ha descendido en un 92% hasta contabilizar sólo 10 vecinos pecheros. La siguiente cifra poblacional la obtenemos del Catastro de Ensenada10, de 1752, y aquí leemos que el número de habitantes ha vuelto a aumentar hasta sumar 65 vecinos pecheros, unos 253 habitantes, entre los que se cuenta un miembro del clero regular11. En este catastro, se menciona que las casas de Villanueva son de una única planta y construidas con muros de tapial12, adobe13 y estructuras de madera, siendo su edificio más señalado la ya desaparecida Iglesia de la Natividad. Sobre su población, ésta estaba formada mayoritariamente por labradores y ganaderos, contando además el pueblo con un maestro, un abacero14, un cirujano, un mesonero y un tabernero, así como un respetable número de criados, jornaleros y pastores.

El Censo de Aranda15, de 1773, aporta nuevas cifras sobre Perales de Milla, con datos recabados el 23 de diciembre de 1768 en los que se certifica una población total de 91 habitantes y la existencia en la villa de un cura y un sacristán, lo que indica una importante disminución de población con respecto a veinte años atrás. No obstante, se considera que tienen más exactitud las cifras aportadas por el Censo de Floridablanca con los datos declarados el 30 de abril de 1787. En él, aparecen contabilizados 269 habitantes, entre los que se cuentan un cura, un sacristán, un hidalgo, un escribano, 22 labradores, 31 jornaleros, un artesano y tres criados.

En fechas similares, en particular en 1784, se realizan las Descripciones, o Relaciones, del Cardenal Lorenzana17, en donde se muestran por primera vez datos concretos sobre Villanueva de Perales. En ellos, aparece como una población de alrededor de 30 vecinos en la que anualmente hay ocho o nueve nacimientos frente a cuatro o cinco defunciones, lo que indica que, a pesar de ser el paludismo la enfermedad más común en el pueblo, este lugar no era de una especial insalubridad comparado con otros de su entorno.

Villanueva de Perales, Interior de la arruinada Ermita de San Norberto

Interior de la arruinada Ermita de San Norberto. Siglo XX (posterior a los años 40).

En esta época, la economía de Perales de Milla y de Villanueva estaba basada en el sector agropecuario, no existiendo ningún tipo de industria ni de comercio –carecían de ferias– en ambos núcleos de población. Sus principales cultivos eran de cereales, como la avena, la cebada, el centeno o el trigo, además de algarrobas y olivos, contando el término además con algunas plantaciones de viñas y varias colmenas propiedad de sus vecinos. También es de destacar la existencia de una dehesa boyal18 propiedad del concejo, de la que éste obtenía beneficios mediante la venta de la producción de bellotas, así como montes en los que cada veinte años se cortaba la leña para, con ella, obtener carbón. El otro sustento principal de su economía era, al igual que en toda la zona, la ganadería, contando con una importante cabaña de cabrío, cerda, lanar y vacuno. No hay que olvidar que su terreno se encuentra atravesado por dos importantes cañadas reales, la Segoviana y la Leonesa, como ya hemos indicado al inicio de este reportaje.

Durante el siglo XVIII, Perales de Milla, y por tanto Villanueva, pertenecían al Sexmo de Casarrubios, dentro de la intendencia19 de Segovia, y formaban parte del señorío21 del Marquesado de Perales del Río, un título que le fue concedido el 24 de septiembre de 1727 (1729 según otras fuentes) a doña Antonia de Velasco y López Moeda (su marido, don Ventura de Pinedo Rodríguez de Ubierna, recibiría el título de conde de Villanueva de Perales de Milla), pero también pagaban alcabalas22 al Conde de Sevilla la Nueva. La iglesia del pueblo era un anejo de la parroquia de Villamantilla, por lo que dependía, al igual que ésta, del arzobispado de Toledo, dentro del arciprestazgo23 de Canales.

Durante el siglo XIX, Villanueva experimenta profundos cambios administrativos, económicos, judiciales y sociales, tras la gran destrucción que para el país acarreó la Guerra de la Independencia Española (1808-1814). En 1820, Villanueva se segrega de Perales de Milla –el cual continuará su despoblación hasta convertirse en un caserío del municipio de Quijorna– y forma su propio ayuntamiento. La desaparición definitiva de los señoríos, en 1832, y la nueva estructura territorial de España, en 1833, hacen que el pueblo pase a formar parte del partido judicial de Navalcarnero, dentro ya de la provincia de Madrid. Otras instituciones señaladas que desaparecen en estos años son la Mesta25, en 1836, y la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia, en 1837. En 1836, se produce la Desamortización28 de Mendizabal, la cual no tuvo grandes consecuencias en el pueblo, al afectar solamente a 74 hectáreas de tierras de la iglesia y las cofradías religiosas. No fue así con la Desamortización de Madoz, de 1855, que supuso la pérdida de los bienes comunales, al afectar a un total de 601 hectáreas de terreno de pastos y dehesas, con lo que ello significó para la ganadería de Villanueva, uno de los dos motores económicos del pueblo. La agricultura, en cambio, se benefició, al incrementarse la superficie de tierras cultivadas.

Veamos a continuación diferentes datos sobre Villanueva conforme a los distintos diccionarios geográficos publicados en este siglo. Comencemos por el “Diccionario Geográfico-Estadístico de España y Portugal” (1827), de Sebastián Miñano29, en el que se nos dice que esta población tiene 30 vecinos, unos 140 habitantes, una parroquia aneja de la de Villamantilla y unos terrenos fértiles en donde se produce mucho grano. De su ganadería, escuetamente leemos que ésta es de ganado lanar.

Villanueva de Perales, Fortín de la Guerra Civil construido, junto a otros dos, a ambos lados del Cordel de la Segoviana, en el Camino de Perales a Navalcarnero

Fortín de la Guerra Civil construido, junto a otros dos, a ambos lados del Cordel de la Segoviana, en el Camino de Perales a Navalcarnero. Siglo XX (1936-1939).

La siguiente obra que consultamos es el “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar” (1846-1850), de Pascual Madoz. Aquí, leemos que es un pueblo de 64 vecinos y 236 habitantes, que cuenta entre sus construcciones con la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, una cárcel y una fuente ya muy dañada. En el término hay dos casas de campo aún existentes, las de Milla y Valdetablas; dos montes con población de encinas, enebros y olmos; tres sotos, dos del pueblo y uno del señor de Veraguas; y diversos prados con pastos. Para Madoz, el terreno, en el que se cultivan algarrobas, cebada, centeno, garbanzos, legumbres y trigo, es de mediana calidad. La ganadería está compuesta por vacas y cerdos, y en el pueblo se crían conejos, liebres y perdices. Destaca la existencia de buena pesca, formada por anguilas, barbos y cachos. La industria del pueblo se reduce a la derivada de la agricultura y de la cría de cerdos.

En la obra de Cayetano Rosell31, “Crónica de la Provincia de Madrid” (1865), encontramos poca información adicional sobre Villanueva de Perales, habiendo aumentado su población hasta los 328 habitantes. Rosell menciona igualmente la existencia de las casas de Milla y de Valdetablas, de los dos montes de encina y de olmos –no mencionándose aquí la presencia de enebros– y de tres sotos, así como varios prados con pastos.

Finalmente, Andrés Marín Pérez32 nos cuenta, en la “Guía de Madrid y su provincia” (1888-1889), que Villanueva, con una población de 95 vecinos, que suman unos 354 habitantes, tiene una antigua iglesia parroquial que se ha restaurado de forma deficiente, una escuela para ambos sexos, incompleta y en unas condiciones higiénico-pedagógicas no aceptables, a la que asisten 30 alumnos, y una posada. El pueblo cuenta con médico, pero no con farmacia, surtiéndose de los medicamentos en Villamantilla, y con veterinario. El sector agrícola tiene 1.378 hectáreas de secano, básicamente dedicadas al cultivo de cereales, y cuatro hectáreas de regadíos. Hay además 1.566 de montes y 239 de prados. La cabaña ganadera está compuesta por 800 cabezas de ganado lanar, 100 de cerda y 16 de vacuno, 70 de mular y 40 de asnal para labores agrícolas. El sector industrial produce aceite, vino, frutos naturales, pan y conservas de carne, mientras que el comercio exporta carnes, granos, lana y leche, a la par que importa comestibles, licores y tejidos.

Villanueva de Perales comienza el siglo XX con una población que se ha incrementado hasta los 354 habitantes, un aumento que continuará hasta las 505 almas reflejadas en la “Historia de Madrid y de los pueblos de su provincia” (1921), de Juan Ortega Rubio33, quien señala la existencia de la Iglesia de la Natividad y de una escuela de primaria y, ya en el exterior del pueblo, de las casas de Valdetablas y de Milla. Igualmente, menciona los montes de encina, enebros y olmos, así como los sotos y los prados. De su agricultura, apunta la producción de cereales y legumbres, haciendo mención a la excelente calidad de su garbanzo y de su ganadería, que está formada por “poco ganado vacuno, algo de cerda y más de lanar”. Continúa con la cría de conejos, liebre y perdices para la caza y en el río Perales se pueden pescar anguilas, barbos y cachos.

Villanueva de Perales, Interior del mismo fortín anterior

Interior del mismo fortín anterior.

En la década de los años 20, la población va abandonando las tareas agrícolas y emigrando fuera del pueblo, por lo que su número baja hasta los 440 habitantes censados en 1930. La llegada de la Guerra Civil Española (1936-1939) acentuó aún más ese descenso, hasta llegar a las 374 personas registradas en 1940. Para los años 50, la superficie cultivada se reduce a unas 460 hectáreas –de las cuales 100 son de legumbres– y la industria es prácticamente inexistente, al estar formada únicamente por dos tahonas34. Sin embargo, la explotación ganadera no ha disminuido mucho y ahora se cuenta además con una granja avícola, de unas mil gallinas, y tres colmenas en explotación.

Desde mediados de este siglo, el pueblo recibió nuevas infraestructuras. Así, en las décadas de los años 40 y 50 se construyen unas nuevas escuelas y un lavadero, y se acerca el teléfono hasta la localidad; para la mitad de los 60, entran en funcionamiento las redes de agua corriente y de saneamiento de las viviendas; en los años 70, se construye una nueva parroquia; finalmente, se levantan nuevas sedes para el ayuntamiento, una clínica, un nuevo grupo escolar, un centro cultural y una granja-escuela.

En 1960, la población se estabiliza e incluso experimenta una pequeña subida hasta los 403 habitantes contabilizados en 1960, una cifra que volverá a bajar hasta las 387 personas censadas en 1975 y las 356 de 1986. A partir de entonces, el pueblo experimentó una espectacular subida de población, alcanzando las 421 personas censadas en 1995, las 1.024 de 2005 y las 1.403 de 2010.

En el año 2015, según el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, el Producto Interior Bruto per cápita de Villanueva de Perales es de 16.356€, frente a los 18.881€ de la zona y los 33.211€ de la comunidad madrileña, y el Indicador de Renta Disponible Bruta per cápita es de 13.505,50€, siendo de 14.321,30€ en la zona y de 17.533,09€ en la región. Sectorialmente, el PIB se divide entre los servicios de distribución y hostelería (28,27%), los servicios a empresas y financieros (15,50%), la construcción (8,21%), la agricultura y ganadería (6,90%), la minería, industria y energía (2,72%) y otros servicios (38,40%).

Conocida ya la trayectoria histórica, social y económica de Villanueva de Perales, pasemos a continuación a recorrer el pueblo, viendo aquellos elementos de interés que podemos encontrar tanto en su casco urbano como en las afueras.


* * *
Villanueva de Perales, Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción

Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Siglo XX (años 70).

Iniciamos nuestro recorrido por el pueblo en la esquina que forman las calles Eras Altas y Carretas. Ahí, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, construida en los años 70 del pasado siglo XX. El templo fue levantado en el mismo lugar donde antiguamente ya existía una primitiva parroquia bajo la misma advocación, mencionada en las Descripciones del Cardenal Lorenzana, y que, a pesar de haberse mantenido durante el siglo XIX en muy mal estado, lamentablemente acabó siendo derribada.

La iglesia actual es un edificio de una sola planta, con muros encalados35 de blanco y al que se ha adosado el campanario, un alto muro vertical en el que se abren sendos huecos que acogen las dos campanas del siglo XVII que se han conservado del antiguo templo.

Desde el año 2003, el campanario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, así como su ajardinamiento, figuran inscritos en el Catálogo de Bienes Protegidos del Ayuntamiento de Villanueva de Perales, gozando de una protección integral.

Localización: En la esquina formada por las calles Carretas y Eras Altas. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Fuente

Fuente. Siglo XX (¿años 40-50?)

Nos desplazamos ahora hasta la Calle Jardines, donde hallaremos una Fuente que, por su similitud por otras vistas en diferentes pueblos de Madrid, quizás dataría de los años 40-50 del pasado siglo XX, si bien no hemos encontrado datos que puedan corroborarlo.

Se trata, pues, de una fuente compuesta por un murete de mampostería36 de corte mixtilíneo38 que queda dividido por tres pilastras, una central y dos laterales, todas ellas de sillarejo39 y rematadas, asimismo, por una estructura de granito escalonada, formada por dos escalones biselados en su parte superior y rematada por una bola.

Adosada a la pilastra central, hay una pila de piedra de pequeñas dimensiones con las dos esquinas exentas achaflanadas40 a la que vierte el agua el único surtidor con que cuenta; ésta se sustenta por un pilar sobre una base cuadrangular41, todo ello de idéntico material, al igual que los bancos que tenemos, adosados también, en este caso a ambos lado de la fuente, en el muro.

Localización: En la confluencia de las calles Jardines y la Cruz. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Ayuntamiento

Ayuntamiento. Siglo XX (años 90).

Varios son los elementos de interés que encontraremos en nuestra siguiente parada: la Plaza de la Constitución. El primero de ellos será el Ayuntamiento, un moderno edificio cuyo proyecto salió, en los años 90, de las manos del famoso arquitecto, pintor y urbanista Miguel Fisac (Daimiel, Ciudad Real, 29 de septiembre de 1913 – Madrid, 12 de mayo de 2006), quien también planificó la propia plaza (1998) y la Casa de la Cultura de la localidad.

En el año 1820, como ya hemos visto, Villanueva de Perales se independiza de Perales de Milla, momento en que sus vecinos construirían (y constituirían) su primer ayuntamiento. Nada queda de aquel y, en su lugar, hallamos una edificación en la que resalta el contraste de los materiales empleados, así como los colores, todo ello integrado de manera más que correcta en la arquitectura popular de la plaza, donde la mayoría de las casas que hay en ella y en sus cercanías son construcciones de principios del siglo XX en estilo neomudéjar. Igualmente, destaca la falta de simetría de la fachada, característica ésta común de las obras de Fisac; así, podemos observarlo en las ventanas cuadradas que se abren en este paramento con una distribución totalmente asimétrica, además de en la ubicación lateral del balcón, la torre del reloj y la puerta de acceso al consistorio.

Localización: Plaza de la Constitución, 1. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Vivienda en la Calle Real, 34

Vivienda en la Calle Real, 34. Siglo XX.

Lo siguiente que veremos en la Plaza de la Constitución, y continuando por la Calle Real, serán algunas viviendas tradicionales de las pocas que, con el paso de los años, van quedando en Villanueva de Perales, debido principalmente a la renovación constructiva de la red urbana. A pesar de ello, en las que se han conservado, se pueden apreciar algunas características típicas de la Sagra madrileña, como la utilización de la madera, la teja, la piedra en determinadas ocasiones y el barro en forma de tapial o de adobe.

La mayoría de estos edificios se sitúan bien entre medianerías42 o bien en esquina, lo que genera alineaciones un tanto irregulares, como es el caso de la Vivienda en la Calle Real, 34. Cuentan con una sola planta, o como mucho dos, pudiendo tener una cámara bajo la cubierta donde almacenar productos agrícolas y siendo frecuente la existencia en el interior o en los laterales del terreno algunas dependencias auxiliares, con acceso a ellas a través de un corral o un patio.

Los muros, como hemos mencionado antes, se levantan normalmente con adobe o tapial, quedando aislados de la humedad gracias a un basamento hechos de cantos rodados43 o mampostería, y protegiéndolos de los bruscos cambios de temperaturas con revoco44 o cubriéndolos con barro y después encalándolos. En momentos puntuales se usa el ladrillo formando cadenas y verdugadas47 recercando cajones48 de tapial reforzado con gravilla.

Villanueva de Perales, Vivienda en la Plaza de la Constitución, 6

Vivienda en la Plaza de la Constitución, 6. Siglo XX.

Por lo que respecta a los huecos, éstos son poco numerosos y de pequeño tamaño, lo necesario para cumplir su cometido de proporcionar ventilación y luz a las estancias interiores. Las vigas de los forjados y de las estructuras de las cubiertas son de madera, presentando éstas faldones de teja curva, mientras que en los aleros se utilizan diferentes técnicas, como el uso del ladrillo para formar decoraciones, de canecillos50 y entablado de madera, de teja volada, etc.

Hay otras edificaciones que fueron construidas en las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX, y que, por sus características formales, pertenecen a modelos más “cultos”, es decir, más elaborados. Tal es el caso de las Viviendas en la Plaza de la Constitución, 6 y 7, y en la Calle Real, 7. En ellas, los vanos51 son de un tamaño mayor, las fachadas son simétricas y cuentan con balcones en los pisos superiores, lo que hace que, en su conjunto, presenten unos rasgos más urbanos.

Las cuatro casas aquí citadas aparecen incluidas en el Catálogo de Bienes Protegidos del Ayuntamiento de Villanueva de Perales, donde cuentan, desde 2003, con distintos grados de protección: estructural (Plaza de la Constitución, 6) y ambiental (Plaza de la Constitución, 7 y Calle Real, 7 y 34).

Localización: Plaza de la Constitución 6 y 7, y Calle Real, 7 y 34. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Fuente Plaza Jardín

Fuente Plaza Jardín. Siglo XX (¿años 40-50?).

El centro de la Plaza de Jardines lo preside la Fuente Plaza Jardín, denominación que podemos leer en el cartel que la acompaña, construida posiblemente a mediados del siglo XX, una vez concluida la Guerra Civil.

Está compuesta por un pilar central de sillarejo que se alza sobre un cubo granítico y que está rematado por un pináculo del mismo material.

En la parte inferior, formando una cruz griega52, están las dos pilas, de pequeñas dimensiones y situadas en sendos laterales enfrentados donde se abren los surtidores, mientras que en los otros dos hay adosados unos bancos, todo ello de granito y sustentado por el mismo sillarejo del pilar del centro.

Esta fuente cuenta con una protección estructural, según consta en el Catálogo de Bienes Protegidos de Villanueva de Perales, de 2003.

Localización: Plaza de Jardines. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Fuente de las Antiguas Escuelas

Fuente de las Antiguas Escuelas.

Y terminamos nuestro recorrido por el núcleo urbano del pueblo en la Calle Carretas, donde encontraremos la llamada Fuente de las Antiguas Escuelas, adosada al muro que rodea este edificio. Realizada, en este caso, en mampostería de piedra, la pila cuadrangular se ubica directamente sobre el suelo, mientras que el murete de la parte frontal tiene un arco de medio punto53, a modo de hornacina, que acoge el único surtidor con que cuenta. Dicho muro está rematado con forma ligeramente triangular, quedando coronado tanto el vértice central como las dos esquinas con sendas bolas de granito.

Localización: Calle Carretas, 33. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Ermita de San Norberto

Ermita de San Norberto. Siglo XX (posterior a 1940).

El primer punto al que iremos una vez abandonado el casco urbano de Villanueva de Perales será los restos de la que fuera Ermita de San Norberto, situada en medio de un encinar. Construida, según el Catálogo de Bienes Protegidos del municipio, posterior a los años 40 del pasado siglo XX, hoy no son más que unas ruinas que todavía dejan entrever el templo que fue. De no muy grandes dimensiones, sus muros eran (y siguen siendo, aquellos que aún continúan en pie) de ladrillo visto y mampostería, y se hallaba cubierta, según se aprecia, por un tejado a dos aguas del que en la actualidad no queda rastro. Dentro, todavía puede verse la hornacina que seguramente acogería la figura del santo, mientras que a su izquierda se abre un hueco en arco de medio punto que antaño permitiría la entrada de luz al templo.

Desde el año 2003, las ruinas de la ermita cuentan con una protección ambiental dentro del mencionado Catálogo de Bienes Protegidos de la localidad.

Localización: Camino de Chacinería a Villanueva de Perales. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Palacio de Milla

Palacio de Milla. Siglo XIX.

Desde aquí, nos dirigiremos al Noroeste del término municipal, lugar en el que se encuentra el Palacio de Milla, también conocido como Casa de Milla, en la actualidad una propiedad privada. Se trata de una construcción de las primeras décadas del siglo XIX que surgió ligada a las tradicionales actividades ganaderas y agrícolas de la zona, unido a una estructura de distribución de la propiedad de tipo feudal. El primer documento en el que esta casa aparece mencionada es el “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar” (1846-1850), de Pascual Madoz, si bien se cree que en el terreno en el que se ubica hubo anteriormente un convento de monjas bernardas que, más adelante, fue transformado en casa de recreo.

El edificio que tenemos ahora es de planta rectangular, orientándose al Norte a través de un patio cuadrado ajardinado que se cierra por medio de unos pabellones en los que hay instaladas dependencias auxiliares. La parte trasera, orientada al Sur, queda abierta a un jardín romántico, constituyendo así la fachada principal. Es aquí donde los dos cuerpos laterales, achaflanados, sobresalen hacia adelante, creando de este modo un acceso por medio de un pequeño porche y otorgando simetría al conjunto. En cuanto a la planta superior, ésta se halla retranqueada54, formando de esa manera una gran terraza que remata una balaustrada55.

Villanueva de Perales, Captura de pantalla tomada de Nomecalles con vista aérea del palacio

Captura de pantalla tomada de Nomecalles con vista aérea del palacio.

Toda la edificación está construida, básicamente, de ladrillo revocado y encalado, contando sus muros con vanos organizados armónicamente tanto por su disposición como por su tamaño, a excepción de los abiertos en las fachadas del patio, lugar en el que esta composición es más irregular, quedando enmarcada, en una de las alas, por una estructura de madera formada por pies derechos59, zapatas60 y jabalcones62. Así, en la planta principal se abren huecos horizontales con arcos carpaneles63, mientras que en las fachadas laterales son verticales y adintelados64, con rejas en algunos de ellos.

En cuanto a la decoración, ésta es muy sencilla, concentrándose en las líneas de cornisa con ladrillos dispuestos en esquinilla; por su parte, el jardín delantero se cierra semicircularmente con un murete sobre el que se dispone una verja de hierro y que presenta de manera intercalada machones coronados con florones66.

Varias han sido las modificaciones que, a lo largo de los años, han cambiado la apariencia original de la casa, ejemplo de lo cual es la construcción de un piso superior en uno de los pabellones laterales, y a día de hoy, además, el conjunto se completa con otros edificios auxiliares, como la casa del guarda o las cocheras. Por otra parte, cabe destacar las cacerías que en ella se han llevado a cabo, como en las que entre 1913 y 1917 participaron sus majestades los reyes don Alfonso XIII y doña Victoria Eugenia, lo cual queda para el recuerdo gracias a las placas que, a modo conmemorativo, están presentes en la fachada principal. Asimismo, el Palacio de Milla se encuentra inscrito en el Catálogo de Bienes Protegidos del municipio, en el que se da, desde 2003, una protección estructural.

Localización: En el cruce entre el Camino de Perales de Milla y la Calle Eras Altas, accediendo por un camino particular desde la M-501. 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Captura de pantalla tomada de Nomecalles con vista aérea de la Finca de Valdetablas

Captura de pantalla tomada de Nomecalles con vista aérea de la Finca de Valdetablas. Siglo XX (casa) y siglo XX, posterior a los años 40 (ermita).

La Finca de Valdetablas, de propiedad privada, se encuentra situada a unos tres kilómetros al Noreste del núcleo urbano y en su interior, como edificios más destacados, se encuentran la casa principal y la Ermita de Valdetablas.

La casa principal, de planta rectangular, dos plantas y tejado a dos aguas, se halla situada, como podemos ver en la imagen de la web Nomecalles, entre un jardín y un patio al Suroeste del complejo de edificios agropecuarios. Por su parte, la Ermita de Valdetablas, de orientación Norte-Sur, tiene planta rectangular, una única nave, muros encalados y tejado a dos aguas, sobre el que se levanta una espadaña con una única campana. La entrada principal al templo, protegida por un tejadillo con armadura de madera, se abre en la fachada Sur.

Cerca de la finca se hallaron los restos de un poblado perteneciente a la última época de la Edad Media y cuyo despoblamiento debió de producirse antes del siglo XVIII ya que de él no aparecen datos en el Catastro de Ensenada.

Tanto la casa como la ermita cuentan con una protección ambiental dentro del Catálogo de Bienes Protegidos, de 2003, del municipio.

Localización: Coordenadas de Google Maps (40.36469, -4.08873). 28609 Villanueva de Perales.


Villanueva de Perales, Fortines de la Guerra Civil Española

Fortines de la Guerra Civil Española. Siglo XX (1936-1939).

Entre los diferentes restos bélicos que la Guerra Civil Española ha dejado esparcidos por el territorio nacional, se encuentran los tres fortines del bando nacional que podemos ver, conservados en bastante buen estado, en Villanueva de Perales. Están situados al Norte de la población, a ambos lados del Camino de Perales a Navalcarnero, en el Cordel67 de la Cañada Real Segoviana, dos al Este del mismo y uno, enfrente de los anteriores, al Oeste.

Fueron construidos de hormigón e hierro, y el hecho de tener la planta en cruz posibilitaba el tener un sector de tiro de 360º.

Localización: Cordel de la Segoviana a su paso por el Camino de Perales a Navalcarnero. 28609 Villanueva de Perales.


* * *

Lourdes Morales Farfán es Licenciada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos. ↑


GLOSARIO

- 1 Censo de habitantes: Según el padrón municipal del 1 de enero de 2016 publicado por el INE.
- 2 Trashumancia: Dicho del ganado o de sus conductores: Pasar desde las dehesas de invierno a las de verano, y viceversa.
- 3 Sexmo: División territorial que comprendía cierto número de pueblos asociados para la administración de bienes comunes.
- 4 Comunero: Nombre que se les da a aquellos que participaron en el levantamiento armado de Castilla, de 1520 a 1522, que se conoció como Guerra de las Comunidades.
- 5 Maravedí: Moneda antigua española, efectiva unas veces y otras imaginaria, que tuvo diferentes valores y calificativos.
- 6 Pechero: Obligado a pagar o contribuir con pecho7.
- 7 Pecho: Tributo que se pagaba al rey, al señor territorial o a cualquier otra autoridad.
- 8 Hidalgo: Persona que por linaje pertenecía al estamento inferior de la nobleza.
- 9 Censo de Campoforido: Censo realizado en 1712, siguiendo las órdenes del Real Consejero de Hacienda con el fin de distribuir, de forma más justa, las cargas asociadas a la Guerra de Sucesión y que constituyó el primer censo de toda España excepto País Vasco y Navarra. En 1717, tras la orden dada por el Marqués de Campoflorido de concentrarlo en la Secretaría de Hacienda, bajo su mando, tomó su nombre de Censo de Campoflorido.
- 10 Catastro del Marqués de la Ensenada: Con el nombre de Catastro del Marqués de la Ensenada se conoce un censo de la población y de la riqueza de Castilla (con excepción de las provincias vascas, que no pagaban impuestos) realizado con fines fiscales, entre los años 1749 y 1756, por el ministro de Fernando VI don Zenón de Semovilla y Bengoechea, Marqués de la Ensenada.
- 11 Clero regular: Clero que se liga con los tres votos religiosos de pobreza, obediencia y castidad.
- 12 Tapial: Pared o trozo de pared que se hace con tierra amasada.
- 13 Adobe: Masa de barro mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al aire, que se emplea en la construcción de paredes o muros.
- 14 Abacería: Puesto o tienda donde se venden al por menor aceite, vinagre, legumbres secas, bacalao, etc.
- 15 Censo del Conde de Aranda: El Censo del Conde de Aranda, presidente del Consejo de Castilla, fue encargado entre los años 1768 y 1769 a los obispos que, para ello, recibieron las instrucciones de que, a través de los párrocos de sus respectivas diócesis, recogieran una serie de datos de éstas en un formulario. Así, los datos requeridos eran las circunstancias personales de todos los habitantes adscritos a las diferentes diócesis: edad (hasta 7, 16, 25, 40, 50 y mayores de 50), sexo y estado civil; además, se debía aportar información complementaria sobre el número de exentos en función de su condición: Hidalguía, Real Servicio, Real Hacienda, Cruzada e Inquisición; finalmente, se enumeraban los eclesiásticos y los sirvientes de Iglesia y de Hospitales. Como resultado general se obtuvo la cifra de 9,3 millones de habitantes, si bien se considera que el Censo de Floridablanca16 (posterior al del Conde de Aranda) es más fiable. Sin embargo, es importante destacar que el Censo del Conde de Aranda es considerado el primer censo, debido a que abarca todo el territorio nacional, además de que, por vez primera, se cuentan personas, no vecinos, a pesar de que omiten los de las tierras de Órdenes Militares; asimismo, y también por primera vez, la población es clasificada por sexo y edad.
- 16 Censo de Floridablanca: Censo realizado por el ministro de Carlos III José Moñino y Redondo, Conde de Floridablanca, entre 1786 y 1787, y al que se considera el primer censo de población española realizado con técnicas modernas. En él, se obtuvo información sobre la estructura poblacional conforme a sexo, edad y estado civil, y una ordenación económica de todas las localidades de España.
- 17 Descripciones del Cardenal Lorenzana: Cuestionario que constaba de catorce preguntas y que tomaba su nombre del que fuera su promotor, el Cardenal Francisco Antonio de Lorenzana y Butrón (León, 22 de septiembre de 1722 - Roma, 17 de abril de 1804), que las mandó realizar en 1784 para de recabar información de todo tipo sobre la archidiócesis. Dichas preguntas debían ser contestadas por los vicarios, jueces eclesiásticos y curas párrocos del arzobispado.
- 18 Boyal: Perteneciente o relativo al ganado vacuno. Aplicado comúnmente a las dehesas o prados comunales donde el vecindario de un pueblo suelta o apacienta sus ganados, aunque estos no sean vacunos.
- 19 Intendencia: Distrito a que se extiende la jurisdicción del intendente20.
- 20 Intendente: Persona que desempeña el cargo de jefe superior económico.
- 21 Señorío: Territorio perteneciente al señor. // Dignidad de señor.
- 22 Alcabala: Tributo del tanto por ciento del precio que pagaba al fisco el vendedor en el contrato de compraventa y ambos contratantes en el de permuta.
- 23 Arciprestazgo: Dignidad o cargo de arcipreste24. // Territorio en que tiene jurisdicción un arcipreste.
- 24 Arcipreste: Presbítero que, por nombramiento del obispo, ejerce ciertas atribuciones sobre los curas e iglesias de un territorio determinado.
- 25 Honrado Concejo de la Mesta: En el año 1273, Alfonso X "el Sabio" decide conceder una serie de privilegios a los ganaderos trashumantes del Reino de Castilla, dando lugar a la creación de la Mesta, institución que reunía todas las cofradías y asociaciones de ganaderos que en dicho siglo había en Castilla. De este modo, se concedía la libertad de poder pastar en todo el territorio; castigar a todo aquel que atentara contra los pastores; no estar obligado a pagar montazgo26, pontazgo27, ni demás impuestos de paso; y, finalmente, tenían sus propios jueces, además de ser el mismo rey el que refrendaba las decisiones que tomaran. Aquellos que pertenecían a la Mesta estaban organizados en cuadrillas, eligiendo a sus alcaldes y teniendo los cargos una autoridad real.
- 26 Montazgo: Tributo pagado por el tránsito de ganado por un monte.
- 27 Pontazgo: Derechos que se pagan en algunas partes para pasar por los puentes.
- 28 Desamortización: Desamortizar: Poner en estado de venta los bienes de manos muertas por medio de una serie de disposiciones legales. A través de varias desamortizaciones, se puso a la venta terrenos y otras propiedades de las llamadas “manos muertas” (la Iglesia y las órdenes eclesiásticas), quienes con donaciones y testamentos habían llegado a tener una extensión de terreno sólo inferior a las del rey y la aristocracia. Por estas expropiaciones y ventas, la Iglesia no recibió nada a cambio. La Desamortización del ministro Mendizábal, llevada a cabo en 1836, fue una de las mayores y obtuvo unos resultados muy alejados de lo que se deseaba: la creación de una clase media en España. Sin embargo, sí fue de gran importancia en la historia de España, al expropiar gran parte de las posesiones eclesiásticas sin recibir la Iglesia, como decimos, nada a cambio. Desgraciadamente, las comisiones municipales encargadas de gestionar la venta de estos terrenos modificaron los lotes de terreno en venta, agrupándolos en grandes partidas que alcanzaban unos precios sólo asumibles por la nobleza y la burguesía adinerada.
- 29 Sebastián Miñano: Sebastián Miñano y Bedoya (Becerril de Campos, Palencia, 1779 - Bayona, Fracia, 1845) fue, además de escritor, periodista y político, un geógrafo e historiador español, autor del “Diccionario geográfico y estadístico de España y Portugal”, una colección de 11 volúmenes publicada entre 1826 y 1829 y que está considerada como la más destacada obra de su tipo hasta la publicación del Diccionario de Madoz30.
- 30 Diccionario de Madoz: El “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar” es una obra publicada entre los años 1846 y 1850 por Pascual Madoz. Según confiesa el autor, su realización le llevó más de quince años y contó para ello con la labor de veinte corresponsales y más de mil colaboradores. Este Diccionario está formado por 16 volúmenes en los que se describen todas las poblaciones de España, incluyendo en algunos casos su historia.
- 31 Cayetano Rosell y López: Bibliógrafo, dramaturgo, editor, historiador y traductor español nacido en Aravaca (Madrid) en 1817 y fallecido en Madrid en 1833. Oficial archivero de la Biblioteca Nacional en 1844 y miembro de la Real Academia de la Historia en 1856, que entre muchas otras obras, de ellas algunas comedias y zarzuelas, además de traducciones, escribió en 1865 la "Crónica de la provincia de Madrid".
- 32 Andrés Marín Pérez: Bibliotecario de la Diputación provincial de Madrid y autor, entre otras, de la Guía de Madrid, una obra Geográfica-Histórico-Estadística de la provincia de Madrid publicada en los años 1888-1889.
- 33 Juan Ortega Rubio: Historiador español nacido en Puebla de Mula (Murcia) en 1845 y fallecido en Madrid en 1921. Fue catedrático de historia en la Universidad Complutense de Madrid y publicó, entre otras obras, Los pueblos de la provincia de Valladolid, en 1895, e Historia de Madrid y de los pueblos de su provincia, en 1921.
- 34 Tahona: Molino de harina cuya rueda se mueve con caballería. // Panadería.
- 35 Encalar: Blanquear con cal algo, principalmente una pared.
- 36 Mampostería: Obra hecha con mampuestos37 colocados y ajustados unos con otros sin sujeción a determinado orden de hiladas o tamaños.
- 37 Mampuesto: Piedra sin labrar que se puede colocar en obra con la mano.
- 38 Mixtilíneo: Dicho de una figura: Que tiene unos lados rectos y otros curvos.
- 39 Sillarejo: Piedra de dimensiones menores a las del sillar, con una labra menos cuidada y cuyas dimensiones no llegan al espesor del muro.
- 40 Chaflán: Plano largo y estrecho que, en lugar de esquina, une dos paramentos o superficies planas que forman ángulo.
- 41 Cuadrangular: Que tiene o forma cuatro ángulos.
- 42 Medianería: Pared común a dos casas u otras construcciones contiguas.
- 43 Canto rodado o pelado: Piedra alisada y redondeada a fuerza de rodar impulsada por las aguas.
- 44 Revoco: Revestimiento continuo con mortero45 de cal, yeso y en ocasiones cemento, que se aplica en las fachadas sobre un enfoscado46.
- 45 Mortero: Conglomerado o masa constituida por arena, conglomerante y agua, que puede contener además algún aditivo.
- 46 Enfoscado: Capa de mortero con que está guarnecido un muro.
- 47 Verdugada: Verdugo. // Hilada horizontal, doble o sencilla, de ladrillo en una fábrica de tierra o mampostería.
- 48 Cajón: Cada uno de los espacios en que queda dividida una tapia o pared por los machones49 y verdugadas de material más fuerte.
- 49 Machón: Pilar de fábrica.
- 50 Canecillo: Cabeza de una viga del techo interior, que carga en el muro y sobresale al exterior, sosteniendo la corona de la cornisa.
- 51 Vano: En una estructura de construcción, distancia libre entre dos soportes y, en un puente, espacio libre entre dos pilas o entre dos estribos consecutivos.
- 52 Cruz griega: Cruz que se compone de un palo y un travesaño iguales, que se cortan en los puntos medios.
- 53 Arco de medio punto: Arco que consta de una semicircunferencia.
- 54 Retranquear: Remeter el muro de fachada en la planta o plantas superiores de un edificio.
- 55 Balaustrada: Serie u orden de balaustres56, y, por extensión, barandilla o antepecho58.
- 56 Balaustre: Cada una de las columnas pequeñas, generalmente con molduras, que con los barandales57 forman las barandillas o antepechos de balcones, azoteas, corredores y escaleras.
- 57 Barandal: Barra o listón horizontales que sujetan los balaustres de una barandilla por la parte superior o inferior.
- 58 Antepecho: Pretil o baranda que se coloca en lugar alto para poder asomarse sin peligro de caer.
- 59 Pie derecho: Madero que en los edificios se pone verticalmente para que cargue sobre él algo.
- 60 Zapata: Pieza puesta horizontalmente sobre la cabeza de un pie derecho para sostener la carrera61 que va encima y aminorar su vano.
- 61 Carrera: Viga horizontal para sostener otras, o para enlace de las construcciones.
- 62 Jabalcón: Pieza de madera u otro material ensamblada en una vertical para apear otra horizontal o inclinada.
- 63 Arco carpanel: Arco que consta de varias porciones de circunferencia tangentes entre sí y trazadas desde distintos centros.
- 64 Dintel: Pieza horizontal superior de puertas, ventanas y otros huecos, apoyada en sus extremos sobre las jambas65 y destinada a soportar cargas.
- 65 Jamba: Cada una de las dos piezas que, dispuestas verticalmente en los dos lados de una puerta o ventana, sostienen el dintel o el arco de ella.
- 66 Florón: Adorno hecho a manera de flor muy grande, que se usa en pintura y arquitectura en el centro de los techos de las habitaciones.
- 67 Cordel: Según la legislación de la Mesta, vía pastoril para los ganados trashumantes, de 45 varas68 de ancho.
- 68 Vara: Medida de longitud que se usaba en distintas regiones de España con valores diferentes, que oscilaban entre 768 y 912 milímetros.

DATOS DE INTERES

LOCALIZACIÓN Y COMUNICACIONES:
AUTOBUS:
INTERURBANOS:
- Línea 531A: Móstoles (Hospital Rey Juan Carlos) - Navalcarnero - Villamantilla.
- Línea 551: Madrid (Príncipe Pío) - San Martín de Valdeiglesias - El Tiemblo/Cebreros.

CARRETERAS:
Desde Madrid:
- M-501.
- M-40 y M-501.
- R-5 y M-501.

TREN:

METRO:

METRO LIGERO/TRAVÍA:

Los datos de comunicaciones se han tomado, en noviembre de 2017, de la web del Consorcio de Transportes de Madrid y de Google Maps.


BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
- VV.AA.: “Arquitectura y Desarrollo Urbano. Comunidad de Madrid (zona Oeste). Tomo VIII”; Edita: Dirección General de Arquitectura y Vivienda, Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Fundación Caja Madrid y Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid; ISBN (obra completa): 84-451-0296-6; ISBN (Tomo VIII): 84-451-1556-1; Depósito Legal: M-8.261-1999.
- Agustín Izquierdo (dirección editorial): “En torno al Alberche”; Colección “Biblioteca Madrileña de Bolsillo / Pueblos y ciudades”; Servicio de Publicaciones de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid; ISBN: 84-451-1743-2; Depósito Legal: M-6709-2000.
- Sebastián de Miñano: "Diccionario Geográfico-Estadístico de España y Portugal. Tomo IX."; Imprenta de Pierart-Peralta, Plazuelo del Cordón, N.1, Madrid; 1828.
- Pascual Madoz: "Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Tomo XVI."; Imprenta Calle de Jesús y María, Núm. 28, Madrid; 1850.
- Cayetano Rosell y López: "Crónica de la Provincia de Madrid"; Madrid; 1865; Facsímil: Comunidad de Madrid, 1983.
- Andrés Marín Pérez: “Guía de Madrid y su provincia. Tomo II.”; Escuela tipográfica del Hospicio. Calle de Fuencarral, 84, Madrid; 1889.
- Juan Ortega Rubio: "Historia de Madrid y de los Pueblos de su Provincia. Tomo II."; Imprenta Municipal, Madrid; 1921.
- Plan General de Ordenación Urbana. Catálogo de Bienes Protegidos
- Censo de Pecheros de Carlos I, 1528 (Archivo .xls).
- Censo de la Corona de Castilla, 1591 (Archivo .xls).
- Censo de Campoflorido, 1712 (Archivo .xls).
- Censo del Marqués de la Ensenada, 1752 (Archivo .xls).
- La Población de la Actual Provincia de Madrid en el Censo de Floridablanca (1786) (Archivo .pdf).
- Web oficial del Ayuntamiento de Villanueva de Perales
- Archivo de los Marqueses de Perales del Río. PARES. Portal de Archivos Españoles
- DRAE
- elmundo.es DICCIONARIOS

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
Abrir texto en PDF RSS 2.0




Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW